Encias Fuertes con Desensin

Creado por: Promo-blog Promofarmacia En: Salud Bucal En: Comentarios: 0 Visualizaciones Recientes: 535

¡Hola chic@s!

Ya sabéis que tener una sonrisa bonita y reluciente es nuestra mejor canta de presentación al mundo, capaz de abrirnos puertas en nuestras relaciones personales y en nuestras relaciones profesionales, sin hablar de la seguridad que nuestra sonrisa puede transmitirnos...

No queremos hacer demasiado incapié en los tópicos que todos ya conocemos sobre cómo tenemos que cuidar nuestros dientes y boca en general, pero sí queremos dedicar nuestro blog de hoy a contaros cuáles son las reglas de oro que debéis seguir ¡para tener unos dientes sanos y blancos!

 

Regla nº1: Tener una buena base.
Ya sabemos que lo sabéis, ¡pero también sabemos que no siempre lo cumplís! 
Siempre, siempre, siempre, después de cada comida hay que cepillar los dientes. Vale que por falta de tiempo se te olvide alguna vez ¡pero no todos los días!
Y lo más importante, intenta no irte nunca a la cama sin haberte cepillado bien los dientes y sin haber utilizado la seda dental.

Regla nº2: El uso del colutorio y de la pasta de dientes.
A ver... Seguro que vosotros también lo hacéis... ¿Eso de ir a la farmacia y comprar el primer colutorio o la marca que más os guste? ¡Error!
Debéis comprar un colutorio que "se adapte" a la salud de tu boca, nos referimos a que no os sirve de nada comprar un colutorio normal si tenéis las encías sensibles, ¿no sería mejor elegir uno que ayude a combatir esa sensibilidad?

Lo mismo ocurre con la pasta de dientes. Una pasta de dientes normal no va a cuidar de tu sensibilidad dental ni va a ayudar a que tus encías dejen de sangrar o impedir la aparición de caries... Por ello, debes elegir una pasta de dientes de calidad. 
Nosotros te recomendamos la pasta dental Desensin.

Desensin es una de las pastas de dientes más completas y efectivas del mercado ya que además de prevenir eficazmente las caries, disminuye la sensibilidad bucal, acelera el proceso de regeneración y cicatrización de las heridas e hidrata y desinflama la cavidad bucal gracias a sus propiedades antioxidantes de la vitamina E que contiene y ¡dejará tus dientes limpios y blancos!

Regla nº3: Tu boca no son solo tus dientes...
Otro gran error que (casi) todos cometemos. 
Para tener unos dientes y boca sanos también debemos cuidar de nuestra lengua, paladar e interior de las mejillas con limpiadores linguales ¡o tu propio cepillo!
Si quieres evitar que tus encías se inflamen, duelan y sangren, dales un pequeño y cuidadoso masaje con movimientos circulares con la ayuda de tu cepillo de dientes.

Regla nº4: Recuerda que tu cepillo de dientes tiene vida.
Y con vida nos referimos a vida de uso. 
Se recomienda cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses aproximadamente o cuando veas que sus cedras ya no están tan duritas o estén arrugadas.

Regla nº5: Cuidado con la temperatura.
Seguro que estarás pensando ¿qué tiene que ver eso con  mis dientes? 
Los cambios bruscos de temperatura (especialmente ahora que empieza a refrescar) cuando estamos en casa calentitos y salimos a la calle o cuando comemos algo muy frío o muy caliente (por ejemplo) pueden aumentar nuestra sensibilidad dental y, en algunos casos, inflamar los vasos sanguíneos de tus dientes...

¿A que algunas de estas no os las sabíais? Ya sabéis que desde Promofarmacia siempre queremos que estéis bien informados sobre todo lo relacionado con la salud y el cuidado personal

comentarios

Deje su comentario